¡NOOOOOOOOOOO! Puntos negros en la piel

Puntos Negros_Corazon de terra

Puntos Negros_Corazon de terra

 

Son muchos los “enemigos” que pueden atacar el equilibrio y perfección de nuestra piel, uno muy conocido es el acné, pero existe otro que es igual de molesto y puede lastimar muchísimo la piel, se trata de los puntos negros. 

¿Qué son y de dónde vienen? 

Los puntos negros son dilataciones que surgen a través de los poros de la piel, debido al exceso de sebo que ésta produce. Dermatológicamente, se les conoce como acné comedónico y llegan a aparecer en la zona T del rostro, barbilla, nariz y en la espalda.

Por lo general, los puntos negros suelen presentarse con mayor frecuencia durante la adolescencia y/o en la piel grasa. Se forman cuando el exceso de sebo no es retirado y queda atrapado en los poros. Cuando la piel se renueva y las células nuevas salen, éstas se combinan con el sebo, tapando los poros y oxidando en el interior el sebo, tornándose de color negro. 

Otro dato importante sobre estas marcas en la piel, es que tienen diferentes tamaños, los más pequeños se conocen como microcomedones, por lo general aparecen en el rostro. Por otro lado, los microcomedones, tienden a presentarse en zonas como la espalda y el tórax, insertándose profundamente en la piel, cuando esto sucede es importante acudir con un dermatólogo para que lo retire cuidadosamente. 

¿Cómo me deshago de ellos? 

Lo primero siempre debe ser la prevención, así que si los puntos negros empiezan a aparecer, lo conveniente es que limpies tu cutis por lo menos dos veces en el transcurso de tu día a día, con alguna toallita. 

A la hora de llevar a cabo tu rutina de belleza antes y después de maquillarte, es muy importante que laves tu rostro con un jabón que regule el PH de tu piel, además, es una buena idea que exfolies tu piel cada 3 o 4 días, así eliminas mejor las impurezas.

rutina de belleza_corazon de terra

“Jamás debes exprimir o tratar de retirar un punto negro con los dedos, si lo intentas sólo lastimaras tu piel”

También, puedes usar mascarillas de carbón activado o arcilla cuando los puntos negros son profundos en el rostro. Éstas ayudan a desincrustar el sebo atrapado en los poros, para que la piel vuelva a respirar y evitar que aparezcan nuevamente.